"La luna aún no llega"... y otras cosas que vienen al caso

jueves, 27 de julio de 2006

2 curiosos han dicho::

Hace más de un año, para ser precisos el 8 de julio del 2005 -de madrugada- redacté el escrito que agrego más adelante luego de volver de Pto Peñasco y de vivir algunas cosas que necesitaba vaciar "en el papel" -o, como es mi caso, en las páginas blanquísimas del Word-. Sucedió que fue un texto bastante sencillo, pero sincero, como trato de hacerlo siempre, tan sólo que ésta vez me sirvió bastante para asentar algunas cosas en mi entonces revuelta cabeza.


Uno puede decir algo mil veces, repetirlo hasta que las palabras pierdan sentido. Sin embargo, es necesario que uno platique sobre aquello que nos ronda la lengua, la mente y el corazón a veces, pero que pocas veces se conjugan las tres vísceras para darle orden a todo: uno necesita platicar con uno mismo -y prestarse la atención debida- para poder hacerse consciente de ello y, quizá, entonces hacer algo para propiciar lo que sea preciso: un cambio, un acto, un pensamiento, dejar ataduras... o aferrarse a algo, lo que sea, con tal de obtener lo que realmente queremos. Por eso reitero la necesidad de platicar con uno mismo para hacer consciencia de lo que está pasando, pues, como lo dije hace exactamente un año: No siempre somos conscientes de nosotros mismos.

Los dejo entonces con el escrito ya mencionado:

La luna aún no llega

(Foto: Ninoshima 似島, por: Kamoda)

Entro caminando al mar a eso de las ocho de la noche. El sol se está marchando ya y va dejando un reflejo largo en el agua que me rodea, pienso que es un poco de calor y me baño en él como en el vientre de una madre. Me adentro lentamente –aunque no tanto–, me hinco sobre la arena para sumergir la mitad de mi cuerpo en la sal del agua y pienso que hoy todo es distinto, que estaré tranquilo aquí, en tanto sale la luna que, según me dijeron, se verá hermosa. Me sumerjo un poco más para mojar también mi pecho y mi cabeza con la sal del mar. Me dejo flotar un poco para sentir la serenidad de la marea que no avisa que se está marchando, mi cuerpo es como un tronco y los minutos parecen ser más de lo que en realidad son.

La luna aún no llega… y el mar se vuelve oscuro, casi no puedo ver ya a través del agua, tan sólo logro ver mi propia silueta. Y saber que a mi espalda, un poco lejos –aunque no tanto– se encuentra la playa y que, frente a mí, el mar se abre mostrándose calmo y gentil, como una tumba donde alguien –no yo– quisiera morir de viejo.

La luna aún no llega, el cielo comienza a mostrarse manchado de estrellas brillantes entre las que reconozco a Venus, a pesar de que me desconozco a mí mismo; la semilla de la duda ha sido sembrada en mí y he escogido al mar como catalizador para evitarme confusiones que puedan romper el poco equilibrio que en mí queda. No busco evadir, sino postergar para un momento más apropiado, para un momento en que la duda sea alimentada por el hambre y no por el miedo del desconcierto.

En uno de estos momentos en que me encuentro dando vueltas sobre mí mismo, entra con la sal del agua la nostalgia recordándome una necesidad que se ha estado haciendo presente conforme veo las cicatrices sanas de mi pecho. Comienzo a preguntarme; merodea en mí una necesidad. Mi pregunta se convierte en canción que entono abiertamente para mí tan sólo: ¿Dónde está la luna que me prometieron que vendría a alumbrar mis noches en el mar? Me quedo cantando y, mojado, se va secando en mi interior la pequeña flama que llegó encendida.

Y, sabiendo que la luna, si es que llega, vendrá más tarde, salgo del agua y me recuesto a la orilla del mar para pensar en que no quiero pensar en ello, pero lo pienso. Pienso en las ausencias, y ya no pienso en nombres ni en rostros como respuestas, pienso en una búsqueda como una opción viable para todo, incluso esto.

(Foto por: Inocuo)

Eduardo Perezchica

"A estas horas, aquí"... leyendo a Sabines

jueves, 20 de julio de 2006

1 curiosos han dicho::


Como buen catalizador de mis aventuras y desventuras, del amor y el desamor, de mi pasión y de ésos afanes mínimos que caben dentro de aquello que busco ser y hacer para poder Ser y Hacer; como buena lectura, tranquilizante dador de respuestas: ése es Jaime Sabines en mi biblioteca: un autor aparte que no ha de mezclarse con los "escritores", puesto que él es de esos pocos que a fuerza de la voz profética y la conexión establecida con el mundo y quienes lo habitan, a través de ello éste hombre ha de llamarse poeta [incluso si lo negara] ya que cumple con la palabra al pie de la letra.


He de dejarlos con dos trozos de su obra, dos que en éste momento definen mi sentir y mi flaqueza, he de dejarles la sombra de alguien para que voltéen a mirarle marcharse cuando ya se ha ido [no os preocupeis, ha dejado en sus pasos marcadas las huellas y el rastro que conduce a donde queramos].



A estas horas, aquí

Habría que bailar ese danzón que tocan en el cabaret de abajo,
dejar mi cuarto encerrado
y bajar a bailar entre borrachos.
Uno es un tonto en una cama acostado,
sin mujer, aburrido, pensando,
sólo pensando.
No tengo "hambre de amor", pero no quiero
pasar todas las noches embrocado
mirándome los brazos,
o, apagada la luz, trazando líneas con la luz del cigarro.
Leer, o recordar,
o sentirme tufos de literato,
o esperar algo.
Habría que bajar a una calle desierta
y con las manos en la bolsas, despacio,
caminar con mis pies e irles diciendo:
uno, dos, tres, cuatro...
Este cielo de México es obscuro,
lleno de gatos,
con estrellas miedosas
y con el aire apretado.
(Anoche, sin embargo, había llovido
y era fresco, amoroso, delgado.)
Hoy habría que pasármela llorando
en una acera húmeda, al pie de un árbol,
o esperar un tranvía escandaloso
para gritar con fuerzas, bien alto.
Si yo tuviera un perro podría acariciarlo.
Si yo tuviera un hijo le enseñaría mi retrato
o le diría un cuento
que no dijera nada, pero que fuera largo.
Yo ya no quiero, no, yo ya no quiero
seguir todas las noches vigilando
cuándo voy a dormirme, cuándo.
Yo lo que quiero es que pase algo,
que me muera de veras
o que de veras esté fastidiado,
o cuando menos que se caiga el techo
de mi casa un rato.

La jaula que me cuente sus amores con el canario.
La pobre luna, a la que todavía le cantan los gitanos,
y la dulce luna de mi armario,
que me digan algo,,
que me hablen en metáforas, como dicen que hablan,
este vino es amargo,
bajo la lengua tengo un escarabajo.

¡Qué bueno que se quedara mi cuarto
toda la noche solo,
hecho un tonto, mirando!
Jaime Sabines, La señal (1951)


Dentro de poco vas a ofrecer

Dentro de poco vas a ofrecer estas páginas a los desconocidos como si extendieras en la mano un manojo de hierbas que tú cortaste.

Ufano y acongojado de tu proeza, regresarás a echarte al rincón preferido.

Dices que eres poeta porque no tienes el pudor necesario del silencio.

¡Bien te vaya, ladrón, con lo que le robas a tu dolor y a tus amores! ¡A ver qué imagen haces de ti mismo con los pedazos que recoges de tu sombra!

Jaime Sabines, Nuevo Recuento de Poemas (1980)


Some words...

domingo, 16 de julio de 2006

1 curiosos han dicho::


...i
Some words from your mouth...
I'm waiting whit an inexplicable hope.
I want to see your lips dance around my soul:
jumping and hugging,
hanging itself of my skin.
ii...
Dreaming wide-awake,
my tears crying for itself.
Myself in noplace when i think in past;
spending the last days, happening's still here;
the happiness is in the memory
and my dreams are stand by.
...iii
But i think...
thinking it too much,
who i am? ...without...
iv...
I want to cross the hidden tear sea
and to suffocate there
as I promised it, before returning that time;
as it must be;
we know it:
I have been shipwrecked,
I loosen the moorings and I let myself go:
I never said good bye...
I only say... [no words].
...v
Somebody will hope in the wharf?
In the sand...
a letter written for centuries...
it took in arriving too much.


Eduardo Perezchica (16/07/06)

PD. Disculpen mi inglés, es pésimo,
pero nació para ser escrito así.
PD2. Dejen comentarios, no os cuesta nada.

**--...::: Servicio a la comunidá :::...--**

sábado, 15 de julio de 2006

3 curiosos han dicho::

El siguiente anuncio es un servicio a la comunidá. Espero puedan ayudarnos a encontrar a la persona indicada.

La solicitú la hizo llegar el mismo redactor del presente -intento de- Blog: El jackesito. Se ruega atender su necesidad pues se le ha visto con serios problemas mentales [sobre todo gramaticales y de prenunciación]. Ustedes alegarán que eso ha sido siempre, pero pos no está de más recordárselos.

Su ruego suena más o menos así::

No, no pregunten por la gramática. Sólo les diré que el alcohol, las drogas y las telenovelas mexicanas no son buenas ni para la salud ni para la gramática.

Cualquier información, favor de hacerla llegar por este medio o a través de un e-mail. Se sugiere que comuniquen a sus conocidos la presente pesquisa para encontrar cualquier indicio de lo aquí requerido.

Nota: Cualquier persona que, sinceramente, se encuentre dentro de las características señaladas, favor de hacerlo saber a la redacción de este humilde -intento de- Blog.

Crónica de un relato anunciado... [ parte I ]

martes, 11 de julio de 2006

0 curiosos han dicho::

*Así es. Este largo post pretende ser la crónica de lo acontecido en mi no-muy-común fin de semana pasado, es decir, del 7 al 9 de julio. ¿Que qué puede tener de interesante? No tanto, en realidad. Al menos sí parece serlo para algunos de mis pocos lectores frecuentes, amigos, y, obviamente, para su servidor. Y pues bueno, dejad de dar rodeos y a escribir lo que has de describir.

Empecemos por el principio: digamos que a lo largo de la semana pasada tuve algunos problemas sentimentales -como desde hace algún tiempo- y algunos roces familiares, aunque -creo- supe capitalizarlos en unas "poesías" que, si bien tienen sus carencias, me agradan, satisfacen y explican, en buena medida, el sentimiento en que fueron escritas cada una. Además de que, he aquí lo importante: di grandes pasos para liberarme de esas broncas que cargo -aún-.

Está bien, eso fue antes del 7, es más, son de martes y jueves, ok. A lo que voy es que, de la nada, mi gran amigo -osease carnal- Ivan me invita a un viaje que iba a hacer junto con el grupo de jóvenes de su congregación. Eso el jueves. Como algunos sabrán y a otros no habrá de importarles, yo no soy cristiano, nop, de hecho me he considerado hasta entonces un católico no practicante. Entonces, ¿para qué ir? Bueno, la invitación vino a mí desde un carnal quien consideró mi situación y que, además, vió mi necesidad de salir de la ciudad jeje.
- ¿A dónde y a qué? -le pregunté.
- Es un congreso de jóvenes cristianos, en tijuana.
- ¿Qué? ¿Tijuana? No gracias.
- Mas bien es en playas de Tijuana, es bien distinto -insistió.
- ¿Seguro?
- Sí, nada que ver. Además de que te la vas a pasar bien...
- ummm... está bien. Pero pos cómo, de a cómo y en ké... -lo demás fueron cosas de "logística", ok.

Ya habiendo decidido ir, tras pedirle permiso a mi Sacrosanta y Pura Madre, doy el sí tan esperado jeje. Necesitaría estar listo el viernes a las 12, hora en que pasaría por mí la mamá de Ivan.

Al día siguiente...

Ya que nos llevaron a la congre para esperar a que pasaran por nosotros, esperamos ahí un buen tiempo debido a que hubo algunas broncas con el transporte rentado. Total que tuvimos que cambiar de camioneta y, como opción, las muchachas se fueron en una van mientras nosostros, los varones, jeje, Ivan, Alberto, Jiovanny y su servidor, arrancamos en un super Chevy con rumbo fijado, aunque con horas de retraso.

Sobre el camino... poes, supongo que ya lo conocen, además de que no tomé fotos. La ruta Mexicali-Tijuana tiene de bello para mí sólo a partir de la Rumorosa, saliendo del Hongo, hasta poco antes de llegar a Tijuana, osease, como quien dice, todo el tramo correspondiente a Tecate. ¿De qué platicamos? Pues, Jiovanny es un muchacho de 15 años muy callado, casi nomas nos escuchó, Alberto tiene como 17, mientras que Ivan tiene 22 y yo 21. Los temas de nuestras pláticas iban más sobre música y sobre lo que esperaban del congreso -yo no esperaba mucho, más que salir de la rutina de las vacaciones y conocer gente y experiencias nuevas-. Luego, poco antes de llegar a Tijuana la conversación trató un poco sobre cómo llegué a estudiar Cs. de la Educación [historia larga que contaré luego] y posteriormente me salió mi lado freiriano luego de explicarles el cómo descubrí mi vocación al leer un libro suyo.

[Paulo Freire: una de mis grandes influencias]


Y pues bueno, una pequeña parada en la última caseta antes de ingresar a Tj y listo. Llegamos tarde al congreso Vit 06 (Vive, impacta, trasciende) pero nos registramos y entramos al templo donde se estaba realizando. La asistencia fue de alrededor de 2mil o más jóvenes, la gran mayoría del propio Tj, sandieguenses y nosotros, desde la ciudá que capturó al sol. El templo -del cual no recuerdo el nombre, nomás que está cerca de la playa- me gustó muchísimo: su estilo de construcción, sus... ahí tienen una foto:

Y pues bueno, ¿qué decirles? Lo que pasó ahí fue bueno, es decir, el ambiente era agradable, aunque pues yo no estoy acostumbrado a tanta alabanza y menos a las plenarias y esas cosas. Algo de lo fuerte de éste congreso fué la presencia del ministro Brishop John Lewis, quien realmente gustó mucho a la muchachada jeje, pues, como decía Ivan, tiene un poder en su palabra y en su presencia. Tuvo muchos buenos momentos la noche, de tal caso que terminó más tarde de lo que se había dicho. Luego, lo que siguió fue que nos designaran hospedaje a los foráneos. Se hizo un repartidero de gente donde, al final, Amado, Ivan y yo nos quedamos de huéspedes en la casa de Emilio, un buen muchacho y ahora amigo perteneciente al grupo de jóvenes que organizaron el congreso.

- Emilio -le dijimos- necesitamos cenar. Y nos llevó a la taquería Francia [...] donde nos comimos unos buenos taquitos de suadero, al pastor y unos campechanos de asada con tripa ;). Luego regresamos a su casa para, ahora sí, disponernos a dormir, que el viaje fue... pues algo cansadito, aunque se disfrutó. Caímos por ahi de las 12:30, teniendo que estar el sábado a las 8:30 am en el templo a continuar el congreso.

Y, por el momento, eso es parte de lo que sucedió, luego vendrán las siguientes entregas. No se preocupen, ésto se pone más bueno el sábado y el domingo ni se diga. Solo tengan paciencia.

Nos vemos.

Caen las palabras…

jueves, 6 de julio de 2006

0 curiosos han dicho::




...i

Palabras que caen

cual dosis exacta sobre la herida,

no para cerrarla

sino para expulsar la pus escondida.

ii...

El proceso es lento:

ciclo de retrocesos,

excesos, tropiezos:

aprender y desaprender:

gritar y guardar silencio

para explotar de nuevo.

...iii

Palabras que hacen eco y resonancia

vibrando en el pecho

estallando en la cuenca lagrimal:

brotando la esperanza

-a la distancia no todo está mal-.

iv...

Las palabras caen...

tarde, temprano;

cercanas, lejanas;

abiertas, cerradas;

lentamente o en cascada.

Caen, se levantan,

se desmoronan en los labios

quizá antes de ser pronunciadas;

provocan estruendo en los oídos,

en el corazón que escucha el murmullo certero

despertante, impactante…

...v

Caen las palabras

mientras caigo;

se levantan las palabras,

se evaporan,

queda esencia consumiéndose,

quemándose con la esperanza,

dando luz en las grutas desesperadas;

queda esencia cicatrizante

sanando heridas

aunque ardiendo

[“nadie ha dicho que la cura sea libre de dolor,

pues el dolor, con dolor habrá de curarse…”].

vi...

Caen las palabras

mientras caigo:

golpes certeros alimentando el quebranto

para hincharlo hasta destrozarlo:

lógica del encierro…

[pregúntame, soy un viejo ermitaño

hablando solo, contra el viento].

... vii

El llanto en silencio:

suspirar, respirar, transpirar,

contraer el pecho,

amarrar el diafragma a un(os) sentimiento(s),

hacer de tripas, corazón;

hacer el corazón de un recuerdo

y olvidar…

la remembranza de lo eterno,

lo que fue y no será ya más,

no fuera de mi sueños.

viii...

Duerme corazón,

ensoñado y aturdido,

olvidar…

olvidar no produce olvido.

... ix

Caen las palabras,

reaparece el sentido

pero sin decirme nada.

Habré de estar atento al silencio

a que las palabras caigan en su sitio

para develar secretos en un libro abierto.




Eduardo Perezchica (6/7/06)...

Días tristes...

martes, 4 de julio de 2006

0 curiosos han dicho::


...i

Días tristes...
vaivenes y decepciones...
sentimientos a flor de piel...
cabilaciones en silencio...

...ii
Cada quien y cada cual
con las sombras rondándoles la mente,
y los pasos que no se dan:
esperar:
-a veces-
retroceso.
...iii
La arena en mis dedos flaqueantes
escapando hacia algún lugar;
el tiempo perdiéndose,
esparciéndose,
desvaneciendo recuerdos.
...iv
Días tristes
gastándose en pasatiempos...
vaivenes y desencuentros
que llevan a ningún lado...
sentimientos a flor de piel
marchitándose en éste calor de infierno
resquebrajándose con el frío
que siento recorrer mi espalda contraída
-estoy sudando invierno-
cabilaciones en silencio:
(-silencio-).


Eduardo Perezchica (4/7/06).....

Aliméntame...

1 curiosos han dicho::




...i
Aliméntame de esperanzas,
dame razones para atarme a ilusiones
y a pender,
a través de ellas,
de la nada.
ii...
A veces no importa lo que importa,
sólo la pantalla.
Apetezco cerrar los ojos y soñar
cuando la realidad cierra puertas y ventanas.
...iii
Aliméntame de aire, de vacío,
que una ilusión creciendo
se llena más de lo que falta
que de lo que carga.
iv...
Aliméntame del turbio desaire de lo que,
cristalizado antes,
se destroza al dejar de apretarlo:
mis dedos sangran.
...v
Aliméntame del vacío que siento,
dame más de lo mismo,
dame dolores
y buenas palabras
que buscan aliviar,
dame una mente que encuentre sentido
dentro de la complejidad de lo sencillo
y que haga malabares de paciencia con nada.
vi...
Alimenta al cuerpo hinchado,
sana al alma sangrante,
dale rumbo a los pasos que,
nocturnos,
crean senderos concéntricos:
círculos viciosos:
raudales de lágrimas:
lodo que, en mis dedos,
detiene y aminora las palabras.
...vii
Alimenta al cadavérico ser
quien aún persigue.
Dale racimos de miradas
que se desprendan lentamente
que se sequen y evaporen
conviértelas en hojas secas:
guirnaldas desmoronadas.
viii...
Aliméntame del turbio desaire de lo que,
cristalizado antes,
se resquebraja
y hace eco,
pero el eco escapa:
...ix
La historia del silencio que nadie oye
fue contada mil veces
antes de ser escuchada.

Eduardo Perezchica (4/7/06)....

domingo, 2 de julio de 2006

1 curiosos han dicho::


rosana


free Lyrics


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.