Momentos de introspección V

miércoles, 2 de mayo de 2007

V

Tan sólo un día y ya tengo ansias de expresar. ¿Sabrán que escribo? ¿sabrán qué escribo? ¿se me notará en el rostro, en los ojos? ¿o será que piensan que yo también me callo a mí mismo lo que pienso, lo que de veras pienso?. ¡Já!, como si yo nunca me callara, como si siempre estuviera en diálogo conmigo mismo, ¡qué hipocresía!, creer que un acto te convierte en experto. ¡Bah!, lo que siempre repudio se me vuelve característica. Me proyecto. No me conozco tanto hablando conmigo, porque entre todas mis facetas me engaño, me confundo, es en el diálogo con los que me conocen que descubro la verdad, que cambio, aprendo, retrocedo, avanzo y me transformo.

¿Pa’ qué quiero compartir mis secretos?. Codificados, ocultos entre mentiras que fueron disfrazadas de verdades, en historias que son juegos de palabras, de ideas, recuerdos y castillos de cristal. ¿Soy lo que pretendo? ¿lo que oculto, mis secretos? ¿la verdad que desconozco, que olvido, niego? ¿o lo que comprendo e intento? ¿o no intento?, no sé. Nunca sé nada.


Eduardo Perezchica || Consultar referencia

2 curiosos han dicho::
Mikel Tripulante dijo...

Muy interesante tu blog, bastante filosófico, profundo..., y de repente jocoso...

Saludos...
Atte. Mikel Tripulante
www.porta-folio.com/blog

Eduardo Perezchica dijo...

Gracias por tu visita.

No me considero filosófico, ni profundo... quizá sí curioso, rebuscado y rascafondo*... lo cual puede confundirse... lo de jocoso.. uy!

*esa palabra no existe, no, ni debería. jejeje


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.