Terrorismo Literario

lunes, 11 de junio de 2007

No se ustedes, pero yo me he sentido muchas veces con ganas de realizar un poquito de terrorismo literario... quizá es que ésta es una de las trincheras desde las que creo en que puedo mejorar mi mundo. Quizá también es el sentirme frustrado a veces ante el escenario editorial, incluso del mercado "culto"... en fin, cosas de vencer barreras y burocracias culturales, mercadotecnias y vicios de las masas, o más bien, aprender a lidiar con ellos y abrir los espacios necesarios para quienes no sabemos leer a Coehlo e, incluso como es mi caso, pensamos en él como antitésis de lo que pretendemos. Como sea, en este "artículo de opinión" que redacta Rodrigo Solis con algo más que humor -sapiencia, diría yo- podemos encontrar un breve manual de cómo hacer nuestra luchita.

Por cierto, amé cuando comparte su temor y nos comenta que:
"Tiemblo de miedo al imaginarme a Paulo Coelho dándome un paliza con patadas voladoras de Capoeira."

Simplemente excelente. Dense una vuelta.

2 curiosos han dicho::
Ms.Orizschna dijo...

Jajjajajaja esta chido!
Saludos E.Perezchica

Bigollo dijo...

Vaya que me ha sacado mas de una sonrisa verdadera. Las otras no tanto, pero sí esta bien pensada la "táctica" para hacer "terrorismo literario".

Saludos desde Colombia (nuevamente)

-Bigollo.


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.