Manifiesto(s) Blogger

domingo, 11 de marzo de 2007

Recientemente en la blogocosa me he topado con dos manifiestos muy interesantes y dignos de ser discutidos. El primero de ellos lo escribe Víctor Solano, mientras que el segundo pudo haberlo escrito cualquiera, es lo de menos. De entre ambos podría decidirme por uno de los dos, con el fin de "guardar coherencia". Sin embargo, sería incoherente de mi parte decir que es algo natural de mi persona el optar por tan sólo uno de los tres sabores de la nieve napolitana: No, me como los tres si los tres se me antojan. La ventaja mayor es que, de forma plausible, ambos manifiestos promueven la adaptación, no sólo la adopción. Dicho de otra forma: Soy libre, soy Blogger, aunque con ello pueda parecer un mal blogger. A continuación les muestro ambos manifiestos, pero en ellos verán (en negritas y café) cuáles son los puntos de concordancia que con ellos he tenido .

Soy libre, soy blogger
  1. Como autor de mi blog soy respetuoso de la palabra. Abrazo la libertad, como cobijo la democracia.
  2. Soy mi palabra. Soy coherente entre lo que pienso y lo que siento, como con lo que digo y lo que hago. Pero me permito en cualquier momento expresar mi naturaleza humana al admitir mis errores y, si es posible y lo si lo decido, enmendarlos. Tener expresiones incoherentes entre lo que digo y lo que hago, no me hacen menos, me hacen humano. Si ésto es un error, quizá algún día lo cambie... quizá no.
  3. Reitero con mi blog mi deseo de expresarme libremente, de decir lo que quiera con responsabilidad.
  4. Soy independiente de mis intereses y dependiente de mis principios. Y si tengo intereses, mis lectores los conocerán de manera transparente.
  5. Al mantener mi blog soy consciente de que pertenezco a un entorno ante el que tengo derechos y con el que tengo responsabilidades.
  6. Mis palabras tienen tanto peso que no necesitan que las defienda con acciones más allá de las palabras. WTF?
  7. Repudio públicamente los ataques a mi blog o a cualquiera de las presencias en la red. Si ataco por las vías de hecho las obras de los otros, estoy admitiendo mi imposibilidad de argumentar.
  8. Respeto tanto al otro como respeto a los demás. A pesar de las distancias respiro el mismo aire y eso nos pone en el mismo nivel.
  9. Hago parte de una generación que, sin importar la edad, aprendió a expresarse tranquilamente en medio de un mundo hostil. Es algo que he ganado y que no estoy dispuesto a perder.
  10. Puedo ser militante en cualquiera de los extremos del pensamiento o de las creencias y debo poder tener la certeza de que no seré agredido por ello. Amén.
  11. Puedo equivocarme una, pocas o muchas veces, pero siempre tendré la humildad de reconocer mis errores. (ésto ya lo había dicho... :p)
  12. Haré este texto mío con o sin estas palabras. Cada cual podrá adherir a él con las palabras que sienta más cercanas a su forma de expresión.
  13. Mi compromiso con la libertad de expresión es irrenunciable e inembargable; no transo en ello.
  14. Pertenezco a este planeta, el mismo en el que muchos han muerto por la libertad; tal vez no dé mi vida por mi blog, pero entregaré todas mis fuerzas a la consigna de la tolerancia a la palabra ajena. Soy libre, soy blogger.

Si deseas, puedes copiar esta imagen pa' tu blog.

Soy libre, soy blogger

Por otro lado...
Manifiesto del mal blogger

¡Bloggers del mundo, uníos a este manifiesto!

¿Estáis hartos de que os recuerden lo mal que llevamos nuestro blog?
¿Estáis hartos de los viejos consejos de siempre? (escribe regularmente, ten una temática definida, haz entradas concisas, etc....) Bueno, no estoy harto, nomás no los adopto, a fin de cuentas es parte de otra gente que hace recomendaciones; el problema es que hay quienes lo adoptan como manifiestos. ¿O no?

Porque teniendo en cuenta que:
  • Nunca vamos a conseguir miles y miles de visitas ni, muchísimo menos, ganar dinero con nuestro blog, ni conseguir el Pulitzer. ¡Ea! aunque si sucede no me quejo :p
  • No creemos que la calidad de un blog venga marcada por su número de visitas ni por la cantidad de páginas que lo enlacen.
  • Sabemos y aceptamos que el 80% de nuestras visitas procederán de nuestros colegas, o del bendito Google, y estamos felices con ello (O como mínimo, nos conformamos).
Y, sobretodo:
  • No escribimos para satisfacer al lector, sino para satisfacer nuestras ansias de escribir y comunicar. Si sólo a diez personas les gusta nuestro blog, estaremos tan felices como si lo hacen 1.000.
Manifestamos que:
  • El miedo a que un post no guste provoca una retorcida forma de autocensura. Una autocensura que coarta nuestra libertad artística y comunicativa. Nosotros no somos medios de comunicación forzados a vigilar nuestra popularidad. Tenemos el privilegio de no tener por qué tener miedo al mercado ni a las críticas... ni al olvido. ¡No lo tengamos!
  • Es posible que seamos felices si uno de nuestros posts se hace popular y se difunde por la blogocosa. Pero nos comprometemos a no buscarlo (la popularidad; revisar estadísticas es otra cosa :p), ni escribiendo lo que consideraremos más popular, ni de ninguna otra forma.
  • Somos personas complejas, no máquinas especializadas. Por ello, escribiremos aquello que nos parezca interesante compartir, sin importar su temática ni su idoneidad.
Y, en resumidas cuentas:
  • Este es mi blog.
  • Yo me lo guiso, yo me lo como. Pero les comparto, ustedes sabrán...
  • Si a alguien no le gusta, que no lo lea.
¡Si eres un blogger auténtico, haz de este manifiesto algo tuyo!
  1. Si no te gusta parte del texto o te apetece añadir algo, cámbialo sin complejos. (te iba a pedir un vale...)
  2. No cites de dónde has sacado este manifiesto. Bueno.
  3. No digas quién ha escrito este manifiesto. Ok.
  4. Ni se te ocurra poner un link a este post que estás leyendo, a no ser que sea para criticarlo o para anunciarlo sin hacerlo tuyo.
  5. Es posible que estés leyendo este manifiesto en un blog y no sepas si lo ha escrito el dueño o no del blog. ¿Acaso importa?
Porque todo blogger tiene derecho a ser mal blogger, y estar orgulloso de ello. ¡Ea!



Pero bueno... ¿a ustedes qué les ha parecido todo ésto? ¿Se adherirían a alguno de ellos? ¿Crearían uno nuevo? Imagínense un manifiesto único e indivisible... bueno, creo que ya hay uno desde hace milenios, y aún no se ponen de acuerdo con él.

Nos vemos.

4 curiosos han dicho::
Bigollo dijo...

Como "bloggero" (debe encontrarse una palabra en español para eso jejeje, no?) no tenemos ninguna obligación con nadie. El interes es de nosotros, con nosotros. Ser "bloggero" significa querer dejar un marca en la vida, no expresarse por expresarse, eso no es libre expresión, es hacerlo bien, es decir, sin arrasar con la libertad que tiene otro para hacer lo mismo.

Todos opinan, (bueno los que nos leen) pero al final ninguno sabrá a ciencia cierta ese MIHI IPSI SCRIPSI que todo escrito lleva por dentro.

Eduardo Perezchica dijo...

Hola Bigollo, cuánto tiempo. Sí, deberíamos buscar una mejor palabra, pero quiero pensar que el nombre no hace el oficio, sino el que porta el hábito.

En cuanto a lo que mencionas, coincido bastante contigo. No creo que adherirme a un manifiesto me limite pues yo he decidido hacerlo siendo consciente y bajo la condición de no sentir responsabilidad ante nada, ni ante nadie. Quizá ni con uno mismo, debería decir; recordemos que dentro de cada uno hay un incosciente colectivo...

Te comentaré que soy miembro del Movimiento de literatura de la Generación Britneyk, del cual hay un manifiesto inconcluso. Una vez me decía Joelia que no consideraba poder adherirse a dicho manifiesto. (( te pongo el link)). Entonces le comentaba yo, algo que, si bien ya me rondaba antes, tomé como concepción al respecto desde entonces: le digo: lo más Britneyk del mundo es tener un manifiesto y no seguirlo, porque seguirlo al pie de la letra no guardaría coherencia con lo que ser Britneyk representa.

No se si con ésto me de a entender, :p. Pero bueno, la discusión sigue...

Nos vemos.

PD. deberías mandarme al correo tu mail, pa anexarte en el messenger o algo, no? ¿Cómo la ves, amigüito?

Ms.Orizschna dijo...

Esos manifiestos se me hacen harto cursis y panfletarios.
Si uno decide publicar sus pensamientos, debrayes, alucinaciones, criticas y pendejadas, no deberia tener un manifiesto para justificarlo, creo yo.
Escribimos por el mero gusto de hacerlo y con el manifiesto, se le quita la diversion al blog y se le envuelve de una formalidad medio mamona y recalcitrante.
Jajajajja de cualquier manera, mi manifiesto se reduce a esto:

Yo soy blogger y me vale madres si les parece lo que escribo.

Saluditos, y muy buen post.

Eduardo Perezchica dijo...

Ms.Orizschna:: es lo bonito de éstos "manifiestos", uno puede adherirse a ellos, si gusta, e importarle un bledo. Yo elegí adherirme en aquellos puntos que coincido, pero con la única premisa de que es algo sin la importancia suficiente como para modificar mi "comportamiento"... ((q no es la Biblia, pues..))

Que bueno que sigues visitando éste rumbo...
nos vemos.


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.