Sobre el mutismo...

martes, 3 de enero de 2006

Quisiera pensar que el mutismo no es en sí un problema, puesto que, dentro del silencio que representa, se dan renovaciones dentro del ser que trata de explotar sus manos.
A veces nuestras ideas se ocultan en una crisálida transparente, como si éstas fueran una oruga que, dentro de ésta, se estan transformando en mariposas multicolores.
Dentro de la crisálida uno no es aislado del mundo, sino que la interacción se restringe un poco: uno necesita ver hacia adentro a la vez que observa el entorno y, mientras -quizás-, el mundo nos ve apagados por el hecho de que no produzcamos ese sonido acostumbrado, nos ven en el mutismo -y llegamos a sentirlo frecuentemente-.
Sin embargo, ello no es razón de alarma, sino de meditación, espera: esperar a salir por madurez propia de la crisálida y entonces desplegar las alas, producir sonido, dejarlo escrito, recobrar el sendero común de nuestra experiencia, aunque -después de lo acontecido- en un ambiente de fuerza y conocimiento interno que nos brinde la sapiencia suficiente que nuestro espíritu bohemio necesita para sentirse pleno.
Seré sincero al mencionar que el mutismo que hoy sientes -...otra vez...-, lo he sentido -al menos hasta hace unos 10 minutos-. Mi experiencia me dice que uno calla cuando no tiene nada que decir, cuando uno escucha, cuando uno piensa, en fin: cuando es el momento de hacerlo. Sólo nos falta esperar el momento propicio para hablar, responder, expresar lo que ha estado sucediendo en nuestras mentes durante todo ese tiempo.

Es lo que se me ocurre por el momento, no es lo más lógico: es lo que quiero pensar acerca del silencio.

------------------------------------------------------------
Es el silencio, guárdalo, aférrate...
... es la luz, cierra los ojos.
... libre albedrío, deja de escuchar. Piensa.
------------------------------------------------------------


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.