Mentir, a medias...

domingo, 18 de diciembre de 2005

Decir que escribo por el simple hecho de escribir, es mentir a medias, pero sin taicionar a la verdad, puesto que al decirlo no dejo de ser sincero.
Escribo, al igual que muchos, como eco de esa necesidad de expresarse que a uno le nace, de contarle al mundo lo que a uno le pasa por la mente, por la carne o por la vida. Por ello, al decir que al escribir y dar punto final (o suspensivos) a un escrito he cumplido con mi propósito: externar lo que pasa dentro, decir que con ello soy feliz y que me importa poco lo que piense el mundo, no es más que mentir a medias. Porque, puede no importarme, como a otros, sin embargo siempre siento gran felicidad cuando alguien más lee lo que he escrito. Ello consiste en dar un paso más allá del fin propuesto.
¿Que si mi pretención es ser un escritor famoso? Pues no sabría decirlo, aún quiero ser tantas cosas, entre ellas un buen escritor al que la gente le guste leer, puesto que, en sí, ése es el éxito que cualquiera podría esperar, más allá de grandes tirajes de ejemplares o el reconocimiento de certámenes, asociaciones o etcéteras, ¿qué más dá con ellos? Ese tipo de reconocimientos es sólo el grano del café que se queda en el filrtro de la máquina; el jugo, el café que a uno le gusta beberse para sentirse despierto, es aquel que pueden brindarte esas caras de tus seres queridos, cualquier persona que lea lo que has escrito y pueda decirte que le has movido algo por dentro, llendo más allá del compromiso que representa tener al autor enfrente, sino como un gesto sincero y espontáneo. Eso, creo yo, es el verdadero éxito.
Y, por sobretodo, decir que escribo por el simple hecho de escribir y que me importa poco lo que los demás piensen, es fingir: tratar de desprenderse de una preocupación, de una necesidad que nace al mismo tiempo que aquella que nos incita a escribir, esa necesidad de que alguien pueda leer lo que uno escribe y, aun más allá, entender un poco de lo tanto que uno ha querido expresar.

2 curiosos han dicho::
Claudia dijo...

Y pensar que poco te conosco, o sera ke te reconosco, pues el tiempo pasa y no eres el mismo, ni si kiera io soy la misma.

Leo tus palabras tan cercanas, pero a la ves tan lejanas, y puedo decirte que todo lo que escribes me conmueve, pero cada vez me conmueve mas el extraño ke leo en este blog, que el amigo que casualmente se aleja de mi (no se si de todos) cuando tiene nuevo amor... dispensando la paranoia, recuerda que aunke te conosca o te reconosca te kiero mucho

Clamor dijo...

creo que la necesidad de ser escuchados es uno de los principales motivos para escribir, concuerdo; concuerdo con casi todo el texto, pero no confío en mi memoria...

"son heridas que escupen poesia"
Eva O


Derechos de autor::
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons de Atribución-No Comercial-Licenciamiento Recíproco 2.5 México.

Salvo que se indique lo contrario, los derechos de los contenidos me pertenecen. No obstante, lo que aquí encuentras puede: ser copiado, distribuido y comunicado públicamente y se pueden realizar obras derivadas, claro, siempre y cuando reconozcas mi autoría en los términos aquí señalados, sin hacer un uso comercial y dándole un licenciamiento igual a el de la obra original.

Por cierto, me agradaría mucho que, si en cualquier momento haces uso de una parte de mi obra, me avisaras de ello para poder conocer lo que hayas creado o retransmitido. Es un poco de ego, ciertamente, y de curiosidad otro poco :). Gracias.